Yo lo apoyo..¿Y tu?

miércoles, 24 de marzo de 2010

HUMBLY

        Humildad… Eso es lo que a veces necesitan los hombres en este país, es curioso que mi afición al análisis y a la observación del comportamiento humano me haga reflexionar sobre un tema del que llevo varios meses pensando y al que le doy muchas vueltas, Este país lleno de hombres bajos, machistas, con pelo hasta en la espalda, egocéntricos, perezosos, promiscuos, poco inteligentes, envidiosos, holgazanes, mal educados, propensos a la violencia…y así hasta llegar rellenar cientos de hojas, es donde el hombre, en comparación al resto de Europeos (sobre todo los del norte)  trata de manera mas despótica a la mujer, siendo incluso en inferioridad de condiciones dueño de un harem, hombres que solo buscan vaginas de usar y tirar cuando ellos mismos no llegan ni a ser utilizables, hombres que mienten y humillan a sus parejas, que exigen mujeres perfectas cuando ellos no pasarían la ITV ni bajo soborno, hombres que juegan con mujeres débiles y que ponen a temblar ante mujeres fuertes, hombres sin personalidad que se dejan aconsejar por amigos que solo consiguen tener relaciones pagando por ellas, estos hombres son los que años mas tarde cuando ya rondan los 50 quieren casarse con alguna jovencita que no sepa nada de la vida alguna que estuviese en la guardería cuando el empezaba en sus correrías, hombres que vienen de una cultura misógina.

            Siempre he sido de las que he abogado por la belleza interior de la gente, quiero rodearme de personas con inteligencia “emocional”, calidas, sencillas en gustos y en estilo de vida, tolerante, con sentido del humor, caballeroso pero sobretodo con HUMILDAD. Lo peor de todo es cuando con estas premisas doy por sentado que no las encontrare en personas que han sido premiadas por la vida con un exterior hermoso, hombres que son auténticamente guapos y que sistemáticamente en mi afán de ser abogado de los imposibles he rechazado en el pasado sin apenas dales una oportunidad, después de un tiempo he comprobado que es algo erróneo y que el tópico es justamente el contrario no debemos juzgar a nadie por su bello exterior porque visto lo visto es mas que posible que esconda un maravilloso interior .


El dicho reza que no debemos juzgar el libro por las tapas… En ocasiones un libro tiene unas hermosas tapas porque el autor, receloso de conservar su obra maestra le crea un hermoso envoltorio….


No hay comentarios:

Publicar un comentario